Pregón Pascual

Me gusta (3 votos, promedio: 1,00 de 1)
Cargando…

Pregon Pascual

Sol Do Sol Do
*Exulten los coros de los ángeles,
Sol Do Re Sol
exulten los ministros de Dios
mim sim
y que suenen las trompetas de victoria por
Do Re Sol-Re
por el triunfo de Jesús nuestro Señor.

RECITADO 1:
En verdad es justo y necesario aclamar con nuestras voces
Y con todo el afecto del corazón a Dios invisible, el Padre Todopoderoso,
Y a su único hijo, nuestro Señor Jesucristo.
Porque Él ha pagado por nosotros al eterno Padre la deuda de Adán.
Y, derramando su sangre, canceló el recibo del antiguo pecado.

*Que se alegre y se goce en esta fiesta,
inunda­da de tanta claridad,
que se sienta libre de la oscuridad,
porque las tinieblas El venció.

RECITADO 2:
Porque estas son las fiestas de la Pascua,
En las que se inmola el verdadero cordero,
Cuya sangre consagra las puertas de los fieles.
Ésta es la noche en que sacaste de Egipto a los israelitas,
Nuestros padres, y los hiciste pasar a pie el mar rojo.
Ésta es la noche en que la columna de fuego
esclareció las tinieblas del pecado.

*La Iglesia también se alegrará
revestida de tan brillante luz.
Que resuene este templo, al aclamar
nuestras voces cantando su bondad.

RECITADO 3:
Ésta es la noche en que, por toda la tierra,
los que confiesan su fe en Cristo son arrancados de los vicios del mundo
y de la oscuridad del pecado,
son restituidos a la gracia y son agregados a los santos.
Ésta es la noche en que, rotas las cadenas de la muerte,
Cristo asciende victorioso del abismo.
¡Qué asombroso beneficio de tu amor por nosotros!
¡Qué incomparable ternura y caridad!
¡Para rescatar al esclavo, entregaste al Hijo!

*Esta es la fiesta de la Pascua.
Esta es la noche en que llegó
la libertad a su pueblo Israel,
al sacarlo de su esclavitud.

RECITADO 4:
Necesario fue el pecado de Adán,
que ha sido borrado por la muerte de Cristo.
¡ Feliz la culpa que mereció tal redentor!
Y, así, esta noche santa ahuyenta los pecados,
lava las culpas, devuelve la inocencia a los caídos,
la alegría a los tristes.
¡ Qué noche tan dichosa en que se une el cielo con la tierra, lo humano y lo divino!

*Esta es la noche en que se rompen
las cade­nas del pecado por Jesús.
Esta es la noche en que Cristo,
a la muerte con su muerte derro­tó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías
Más valoradas